Proyecto Educativo

PROYECTO EDUCATIVO
COLEGIO SANTA MARIA DE LA FLORIDA

El presente Proyecto Educativo institucional, tiene por finalidad entregar las directrices institucionales que nos permitan unificar criterios a favor de una mayor coherencia funcional, procurando la convergencia de los intereses de cada uno de sus miembros, trasformándose en una guía práctica y sencilla que se construye día a día.

I. Introducción histórica En el año 1979, a solicitud del Centro General de Padres de la época ante la Secretaría Ministerial de Educación de la Región Metropolitana, asumen los destinos educacionales don Luis Ramírez Valle y don Elías Hasbún Zerruck, presentando las bases del que, a corto plazo, pasaría a ser el actual Colegio Santa María de La Florida, recibiendo su Decreto Cooperador de la Función Educacional el año 1980, Resolución Exenta N° 11787 Colegio Santa María.

Su primer director fue don Luis Ramírez Valle, quien luego dejaría su cargo a la señora María Zuloaga, por un período de dos años. Posteriormente asume el señor Mario Tapia, también por dos años, retornando en el año 1985 y hasta 1987 a la dirección del establecimiento don Luis Ramírez en la educación media y don Elías Hasbún en la educación básica, período éste en el que se desarrolla un fuerte impulso en lo académico, estructurando las asignaturas por departamento, integrando y uniendo ambas modalidades – educación básica y educación media – en un todo coherente, impulsando definitivamente crecimientos académicos, por un lado elevando las exigencias y por otro lado, propiciando el avance del plan de estudios al 100% de tratamientos anuales. En el año 1987, asume la dirección el señor Miguel Ángel Araya Bustamante; desde entonces a la fecha, y bajo su conducción, se profundizaron estos crecimientos, por lo que esta institución ha registrado un aumento progresivo en las múltiples actividades académicas y
extracurriculares.

El año 1989 nuestra institución se adscribe a la modalidad de Colegio Particular Subvencionado con Financiamiento Compartido, mediante la Resolución Exenta N° 3423 de la Secretaría Ministerial de Educación.

En octubre de 1991, y por Resolución Exenta N° 3743, se modifica lo resuelto en el Decreto N° 11787 y alcanza la calidad de sostenedor de los establecimientos la Sociedad Educacional Santa María de La Florida Limitada, representada por don Luis Ramírez Valle y don Elías Hasbún Zerruck, asumiendo el primero como Representante Legal y el segundo, como miembro del directorio, en el cual, además, participan la señora Graciela Ramírez Valle y la señora Carmen Caselli Diaconescu.

El año 2002 se incorporan a jornada escolar completa los cursos de 3° a 8° de enseñanza básica y el año 2003, la enseñanza media.

Las mediciones ministeriales a nivel académico han permitido obtener 3 veces – años 1995, 1998 y 2005 – el reconocimiento de excelencia académica y mantener un grado de liderazgo a nivel comunal.

En el año 2000, y debido al puntaje obtenido por promoción de cuartos años de enseñanza media – la institución fue distinguida entre los 300 mejores colegios de país y en variadas ocasiones la Dirección Provincial de Educación Cordillera ha hecho llegar un reconocimiento por los logros alcanzados en la medición SIMCE debido a que nuestro colegio ha superado reiteradamente los promedios regionales y nacionales.

Nuestra institución ha consolidado su posición dentro de la comuna a nivel académico, aun cuando solamente se utiliza como parámetro de selección de alumnos que hayan promovido sus cursos y presenten nota 5,5 en cada asignatura. A nivel extracurricular, se mantiene una fuerte actividad lo que ha permitido grandes logros deportivos, artísticos y culturales, como obtener la Copa Centenario auspiciada por la Ilustre Municipalidad de La Florida, entre otros.

Esta institución fundamenta sus logros en el excelente cuerpo docente y en el espíritu de trabajo, la cohesión en los distintos departamentos de subsectores, en el respeto y tolerancia que han primado ante los desafíos que hemos asumido, en aceptar a los alumnos con sus virtudes y defectos, pero motivándolos permanentemente para enfrentar los desafíos del saber como algo personal en su quehacer diario.

Nuestro compromiso con los apoderados se mantiene inalterable desde el año 1985, como es el entregar una educación con altos niveles de exigencia, acorde con los requerimientos ministeriales y que progresivamente en el tiempo alcancemos estándares académicos que hagan posible como institución obtener resultados SIMCE muy cercanos al puntaje máximo nacional y elevar significativamente los puntajes de medición PSU, y mantenerlos a través del tiempo, de tal manera que cada alumno pueda acceder a nuevos desafíos en igualdad de condiciones, en el campo de la educación superior y posteriormente en el campo laboral, no descuidando en modo alguno aspectos trascendentales en este proceso como son el afianzar las conductas de carácter formativo y deportivo que permitan el crecimiento integral de nuestros educandos.

II. Misión:

Otorgar a nuestros alumnos(as) las herramientas académicas necesarias para que prosigan estudios de nivel superior de acuerdo a sus propios intereses, de talmanera que se inserten en la sociedad como un agente de cambio positivo, con valores universales expresados en nuestro Proyecto Educativo.

II. Visión:

Ser reconocidos por entregar a la sociedad personas con una formación integral y académica sólida, con capacidades y virtudes en las que se reflejen los principios de Humanismo Cristiano Occidental, con aptitudes y actitudes sociales que garanticen su éxito como personas, de espíritu competitivo y crítico, acorde con los requerimientos de un mundo globalizado.